Accesorios Indispensables en el Perito en Criminalística de Campo

Por Omar Alejandro De León Palomo y Rubén Guerrero Abundis

Todo Criminalista debe tener ética y vocación en su trabajo, usando el material indispensable para no contaminar los indicios, puesto que a base de la Cadena de Custodia, este, se debe dirigir altamente profesional. La sociedad debe confiar en él, puesto que es considerado “el experto en una materia científica” y no es otra cosa más que el responsable en aplicar sus conocimientos científicos en el lugar del hecho. México actualmente está despertando, la sociedad cada vez más conoce lo que es y cómo debe de ser un servidor público en cada profesión.

Con los altos grados de manifestaciones con el fin de concientizar a toda la sociedad y personas generosas que compartimos el conocimiento, se están dando resultados muy buenos, es por eso que actualmente los Peritos en Criminalística deben ver por su profesionalismo lo antes posible.

 


Sobre los Autores:
Omar Alejandro De León Palomo: Licenciado en Criminología, Maestría en Criminología y Ciencias Forenses.

Rubén Guerrero Abundis: Licenciado en Criminología, Maestría en Criminología y Ciencias Forenses.


 

Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor

3 Comments en Accesorios Indispensables en el Perito en Criminalística de Campo

  1. Excelente información lástima a en México nos limiten en la seguridad del perito

  2. Abelardo Cruz Altamirano // 15 noviembre, 2014 en 12:57 am // Responder

    Primeramente debe de existir la bioseguridad y seguridad del perito, para procesar el lugar de investigación, y después viene el no contaminar la escena, trazando una ruta de acceso, cosa que por el tipo de asuntos no se realiza.

  3. Los peritos tambi n podr n pedir que se les proporcionen los datos que juzguen indispensables para formar su opini n, ya sea por la lectura de algunas piezas del sumario, ya por la interrogaci n de las personas que figuran en el proceso como partes o testigos, acerca de puntos determinados, siempre que el juez no tenga motivos especiales que lo impidan.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*