Noticias Criminociencia

De la Indiferencia a la Delincuencia

Por Karen Mendoza Pérez

La delincuencia, es un grave problema en México.

La incidencia delictiva en nuestro país se ha mantenido desde hace años, sin tener un descenso significativo.

Las cifras mostradas por entes gubernamentales o no gubernamentales sobre hechos delictivos, denotan la gravedad de ésta situación. Aunado a ello, si sumamos los delitos de los cuales la autoridad no tiene conocimiento (cifra negra), el índice aumenta de manera considerable, pues se estima que más del 90% de los delitos cometidos en México no son denunciados (INEGI, 2015, p.24).

Tan sólo, en el año 2015, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se cometieron 1, 501 060 delitos del fuero común a nivel nacional (SEGOB, 2016, p.3).  Es decir, que si tal cantidad, la dividimos entre 8760 horas que tiene el año, podemos concluir que en promedio 171 delitos se cometieron cada hora. Hago hincapié, en que tal cantidad, sólo representa los delitos del fuero común, que fueron denunciados y contabilizados por sentencias condenatorias.

Ante ello, es de obviar, que actualmente, “frenar la delincuencia”, sea una exigencia constante de los mexicanos hacia el gobierno. Incluso, algunos se atreven a culpar de éste problema, a las autoridades. Sin embargo, ¿somos nosotros, como individuos, responsables de ésta situación?

Personalmente, creo afirmativa la respuesta.

Y es que si bien, la Criminología nos ha demostrado que el origen del delito es multifactorial, de manera particular pienso que un factor primordial, para el aumento desmedido en la incidencia delictiva, es la INDIFERENCIA. Es decir, la falta de interés sobre lo que sucede

Hablando particularmente del delito, por ser el tema que nos interesa, llegamos a ser permisivos. Y, ¿a qué me refiero con permisivos? Al simple hecho, de que cuando presenciamos o somos sabedores sobre algún hecho violento, sobre una víctima o victimario, preferimos guardar silencio, o mantenernos ajenos a ello para no meternos en problemas, o simplemente, porque no es nuestro asunto.

Y es que, es común escuchar expresiones, como:

“Mejor que le pase a él (o ella) y no, a mí”,

“De que lloren en mi casa, mejor que  lloren en la de él o ella”

“Mejor no digo nada, qué tal si me pasa algo”

“Ella (él) se lo buscó”

“Para qué meto, no es mi problema”

“A mí qué me importa”

¡Analicemos! Ante cualquier conducta indiferente, permitimos que cualquier hecho se perpetúe y evolucione. Por ejemplo, cuando un padre o una madre, es indiferente ante el comportamiento de un hijo, el resultado es que éste se acentúe y aumente de grado, a través del tiempo.

Lo mismo, sucede con el delito. Por ejemplo, Si somos sabedores, de que un padre o una madre, es violento con un hijo, y hacemos del conocimiento a la autoridad sobre tal hecho, podemos evitar la comisión de otros delitos, es decir, prevendríamos. Si por el contrario, no intervenimos, el resultado es que la violencia contra el hijo, permanezca y que con el tiempo, pudiera llegar al homicidio. Por lo tanto, seríamos permisivos de éstos hechos.

De lo anterior, la importancia de EVITAR la INDIFRENCIA y evitar convertirnos en cómplices de la delincuencia. No propiciemos más delitos, intentemos evitarlos.  Actuemos individualmente, auxiliemos a quien lo necesita y también seremos auxiliados.

No se trata de ponernos en peligro, pero si está en nuestras manos intervenir, ¡hagámoslo!, podríamos prevenir hechos delictivos y por lo tanto, frenar la delincuencia. Seamos conscientes de la responsabilidad que tenemos en el aumento de la criminalidad, pero también, tengamos presente la posibilidad que tenemos de evitarla.

REFERENCIAS

INEGI. Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública. (En línea). 2015. (Fecha de consulta: 06 de mayo, 2016). Disponible en: http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/encuestas/hogares/regulares/envipe/envipe2015/doc/envipe2015_presentacion_nacional.pdf

SEGOB. Incidencia delictiva del fuero común 2015. (En línea). 2016. (Fecha de consulta: 06 de mayo, 2016). Disponible en: http://secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/estadisticas%20del%20fuero%20comun/Cieisp2015_012016.pdf


*Karen Mendoza Pérez. Licenciada en Derecho con Maestría en Criminología y Ciencias Forenses.


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*