El espectador en el acoso escolar

Por Omar Alejandro De León Palomo

Por Omar Alejaqndro De León Palomo.

El espectador es cualquier persona que observa las agresiones hacia otra persona, puede ser un alumno o un maestro.

El agresor humilla a la víctima para un público, por tal motivo, se piensa que uno de los elementos de mayor relevancia para desencadenar una conducta de acoso escolar es la presencia de espectadores. Que muchas veces se divierten con el acoso y contribuyen hacer más frecuentes los episodios.

Información importante para el espectador

Tu conducta pasiva, y hasta a veces activa incitando a la agresión, contribuye al acoso escolar, denuncia y no seas parte de actos de violencia contra la salud física y psicológica de otras personas.

Bullying actores que intervienen

 


Artículos relacionados:


SOBRE EL AUTOR

Omar Alejandro De León Palomo

Licenciado en Criminología, Maestría en Criminología y Ciencias Forenses (Becario CONACYT). Universidad Autónoma de Tamaulipas.

 


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor

4 Comments en El espectador en el acoso escolar

  1. Siempre leo sus publicaciones e incluso hay veces que comento y ayudo en lo poco que tengo de experiencia como gente ministerial y mi Maestria en criminologia, a la orden un cordial saludo.

  2. Me parece bueno aunque corto.

  3. muy buena entrada, toca empezar a mirar cuales son los principales síntomas y causas para que esto se genera, y toca empezar a parar este tipo de cosas inducir desde casa, todo ello comienza allí.

  4. Es labor de los padres educar a los hijos, prepararlos y guiarlos para que aprendan a elegir el camino correcto, a actuar adecuadamente y a afrontar las diferentes situaciones que se irán encontrando a lo largo de sus vidas. Los padres deberían

    Educar a los hijos ofreciéndoles tiempo de calidad para estar con ellos.
    Los padres deben ser ejemplo de todo para los hijos.
    Enseñar y transmitir valores como: el respeto, la igualdad y la tolerancia.
    Enseñar los modales adecuados (a ser amable, a dar las gracias, decir por favor, a disculparse…)
    Guiarles pero evitando sobre protegerlos para evitar producirles inseguridad.
    Poner límites a su conducta cuando ésta es inapropiada, sin ser excesivamente autoritarios ni tampoco demasiado permisivos.
    Trabajar la empatía, es decir, la capacidad de ponerse en el lugar del otro y experimentar sus sensaciones.
    Trabajar en el auto control de impulsos de manera que cuando se sienta ira no se actúe de forma incontrolada.
    Educar en la no violencia.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*