Noticias Criminociencia

Esquizofrenia Hebefrénica

El comienzo es en brusco, agudo en sus reacciones y la desorganización de la personalidad y el deterioro es más rápido. Se observa una impulsividad extrema, comportamiento infantil, alucinaciones, ideas delirantes, pensamientos incoherentes y acentuados rasgos regresivos. La conducta delictiva está muy relacionada a esta crisis impulsiva y agresiva y especialmente a sus ideas delirantes a las alucinaciones.

Referencia

Marchiori, Hilda. (2009). Psicología Criminal. México: Editorial Porrúa.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*