La Enseñanza de la Criminología en Tiempos de Pandemia

Cuestiones sobre la validez académica y confiabilidad de los cursos en línea de Criminología

Resulta interesante analizar cómo un problema de salud mundial, afectó de manera positiva nuestra ciencia. Anteriormente para recibir cualquier curso o participar en talleres de Criminología, se tenía que cancelar (pagar) grandes sumas de dinero y además trasladarse hasta un lugar en específico. Ahora con el boom de la educación virtual, puedes tomar clases gratis de Criminología.

Se puede observar cómo los institutos para captar mayor cantidad de público las realizan con acceso abierto y solo cancela quien quiera el certificado. Esto nos debe llamar a la reflexión a los criminólogos que trabajamos como docentes universitarios, pues ante esa explosión de cursos y talleres, existen muchos piratas de carretera, gente que no tiene el perfil académico real y necesario para dictar clases de Criminología y sin embargo las están realizando.

Por eso, es necesario que los científicos reales nos activemos cada vez más en este mundo de la enseñanza virtual, dándole validez académica y confiabilidad.

Así mismo, considero necesario llamar a la suspicacia de los interesados en formarse en estas áreas, para que revisen el perfil de la persona que dictará el curso, diplomado o cualquier otro tipo de formación. Revise si tiene código ORCID, revísele su página de LinkedIn. Observe allí si ha publicado artículos científicos, sí ha escrito libros o si trabaja en alguna universidad.

De lo contrario podría estar perdiendo su dinero, regalándoselo a charlatanes, vividores de la ansiedad por la Criminología de la cual padecen muchos jóvenes hoy en día, algunos de los cuales solo por morbo o ambición al dinero, sin embargo, ese es un tema para otro día.

Otro punto que me parece conveniente acotar acá sobre lo que está ocurriendo en materia de enseñanza virtual de la Criminología, es que los certificados que otorgan después de cancelar una suma de dinero, no tienen ni siquiera un código QR, un sello digital, una forma de validar con una página web. Absolutamente nada.

Sin embargo, este es el pan de cada día y surgen más y más instituciones fantasmas. Considero que todo debe tener un punto medio, que permita un balance, es decir, ni podemos seguir queriendo tener la Criminología encerrada en una universidad solo para los estudiantes de pregrado de la misma, pero tampoco podemos aceptar que cualquier fanático estafe y mal informe sobre esta ciencia que tanto amamos sus estudiosos.

Es por ello que el llamado tiene que ser para los docentes universitarios de Criminología, los Criminólogos que ejercen en los distintos organismos, activémonos, unámonos, sin egoísmos, protagonismos y además sin denigrar de los colegas que están intentando enseñar Criminología en tiempos de pandemia.

De lo contrario, seguirán activándose focos falsos o poco científicos de seudo-docentes de Criminología, enseñarán las cosas como no son y pudieran tener efecto contraproducente en la sociedad, al tener personas que crean que en realidad un gesto o una postura de alguien es suficiente para etiquetarla como delincuente. Esto sería algo realmente grave, estaríamos volviendo a los tiempos de Lombroso.


Artículos recomendados: La Criminología en las Universidades.


Opina sobre esto por favor y suscríbete a la revista con tu correo electrónico para enterarte de nuevos contenidos.


Lilia Elena Rodríguez Estrada

Licenciada en Criminología, Especialista en Gerencia y Administración de Policía y Doctorante en Educación

Canal de YouTube:


 

Si te ha gustado el Artículo da clic aquí:



Sigue Criminociencia en Facebook:


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*