Noticias Criminociencia

La Necesidad de Clasificación de los Reos en los Centros Penitenciarios

Por José Miguel López Cosme

La clasificación es muy importante desde el punto de vista criminológico, ya que si se hace de una forma correcta, la reinserción puede llegar a darse en un tiempo mínimo.

Hablar de la clasificación en prisiones es de importancia fundamental, es un principio de orden que permite establecer las bases para la realización de una eficaz integración social. Podemos notar que es muy difícil hacer una clasificación penitenciaria por tan diversas variables que existen, y nos encontramos con una excesiva corrupción y en muchos casos una auténtica mina de oro para las autoridades.

También, muchas veces lo que frena la clasificación es la sobrepoblación existente, históricamente la clasificación penitenciaria comenzó siendo solo separación de delincuentes; sus objetivos fueron de higiene, de moralidad y de custodia, así una constitución justinianea de 320 ordenó la separación de varones y mujeres dentro de los establecimientos de la reclusión.

En el año 2011 en todo México se hizo una revisión por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (2011) conteo de todos los CERESOS y CEFERESOS, se dieron cuenta que no hay una clasificación y mucho menos se sabe que tanta peligrosidad tienen; hicieron conteos y análisis, se dieron cuenta que los reos recluidos en las cárceles de alta peligrosidad no están 100% identificados y la mayoría no tienen probabilidad de reintegrarse a la sociedad.

Es algo que debe preocuparnos por qué hay gente que la mayoría de las veces solo entra a esas prisiones por poco tiempo, entonces al juntarlos los perjudicamos. De acuerdo con la Comisión, este fallo en la clasificación de los reclusos (ordenada en el artículo 18 constitucional) implica la alta posibilidad de homicidios dentro de las cárceles por culpa de juntar a personas con distinto perfil criminal, dificultades para la reinserción social afectuosa, pues se aleja al interno de su entorno familiar con malas condiciones de aseo y deficiencias en la seguridad.

En Jalisco también falla la clasificación, de hecho, tenemos una sobrepoblación en las cárceles. Si se clasificaran a los reos se tendría una reinserción con mayor efectividad y probablemente no hubiera tantas personas recluidas; probablemente mejoraría nuestra economía si se utilizaran medidas de trabajo obligatorio dentro de ella o por fuera, así como se hizo en Holanda, funcionó, y actualmente sus cárceles están deshabitadas, si hiciéramos eso posiblemente avanzaríamos en la clasificación y reinserción social.

Referencias

Comisión Nacional de Derechos Humanos. (2011). Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria. Obtenido el día 05 de agosto de 2017 de: http://dnsp.cndh.org.mx/archivos/DNSP_2011.pdf


AUTOR: López Cosme José Miguel, CLEU (Colegio Libre de Estudios Universitario).

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*