La Triada Investigadora en la Investigación de Delitos

Por Carlos Chávez López

En la muy diversa y vasta bibliografía forense se ha tocado en repetidas ocasiones el tema de la triada investigadora, compuesta por el conjunto de Ministerio Público, Policía Ministerial y Perito, los cuales conforman el eje de toda investigación en sus respectivas facultades.De ellos depende que el esclarecimiento de un delito se dé de forma correcta.

En la investigación de los delitos el tiempo es un aspecto primordial a vencer, y haciendo alusión a una máxima de la criminalística que reza: “El tiempo que pasa es la verdad que huye”, se hace imperante que la intervención oportuna, en el caso de los peritos, conforme a lo que le solicite el Ministerio Público, la cual por supuesto, y atendiendo a la multiplicidad de especialidades, puede ser muy variada, se dé en la mayor armonía posible con el resto de los elementos de la mencionada triada.

Por ello que la reunión de estos tres entes en la instituciones de procuración de justicia es de capital importancia, pues comúnmente se da que tanto Agentes del Ministerio Público como Policías Ministeriales se encuentren continuamente agrupados en una oficina para atender denuncias y demás.

Y aunque por distintas razones no es posible que en todas las dependencias y subdependencias existan todas las especialidades periciales, sí es indudable la presencia de aquellas que son más solicitadas, siendo por ejemplo los peritos en materia de criminalística, medicina forense, dactiloscopía o fotografía forense, por mencionar algunos, los que deben encontrarse de forma permanente en dichos lugares, a efecto de dar respuesta pronta y expedita a las problemáticas que se les plantean, y con mayor razón cuando existe un término de horas para entregar resultados.

Por lo que es imprescindible una estrategia de adecuación de personal pericial en las distintas subdependencias o subsedes, pues sucede también que muchas veces los tiempos de traslado por parte del personal pericial son extensos, lo cual aminora la contestación de los diferentes estudios que sobre una persona u objeto se deben realizar, por lo que es menester entender que la triada investigadora no se cumple en su totalidad mientras se conserven las malas prácticas de no contar con la presencia real de estos tres componentes.


Sobre el Autor Carlos Chávez López
Licenciado en Criminología y Criminalística.
Maestro en Derecho Penal.
Perito en Lofoscopía de la Fiscalía General de la República.


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*