Noticias Criminociencia

Los Precursores más Representativos de la Criminología de México

Por Omar Alejandro De León Palomo

Por Omar Alejandro De León Palomo

Autores que han contribuido al desarrollo de la Criminología en México ha habido muchos, se ha realizado una selección de los personajes más sobresalientes que han hecho aportaciones de gran valor a la ciencia que hoy estudiamos, el propósito de exponer los antecedentes históricos es para fundamentar el desarrollo que ha tenido la ciencia en el país.

Los primeros trabajos de Criminología, influenciados por la nueva ciencia creada por Lombroso, Ferri (1869-1929) y Garófalo (1851-1934), se vieron reflejados en los estudios de Francisco Martínez Baca y Manuel Vergara, que conjuntamente realizaron sus investigaciones en la antigua penitenciaría de la ciudad de Puebla.

Posteriormente realizaron de forma separada diferentes publicaciones, las más sobresalientes de Martínez Baca fueron: en 1896 Profilaxis del Escorbuto en las Prisiones por Medio del Pulque, en 1899 Los Tatuajes: Estudio Psicológico y Médico Legal en Delincuentes y Militares. Por su parte Vergara publicó en 1904 La Influencia del Sexo en la Criminalidad en el Estado de Puebla. Estudio de Estadística Criminal.Entre sus publicaciones conjuntas destaca Estudios de Antropología Criminal de 1892, la cual los hizo acreedores de un premio en la Exposición Internacional de Chicago celebrada en ese mismo año, y recibir una carta personal de Lombroso, “En la que, además de felicitarlos, les solicitaba los clichés para reproducirlo en Italia. Fue traducido al italiano y publicado en Turín en 1894” (Lagunas y Reyes, 2009:64).Los primeros trabajos de Criminología, influenciados por la nueva ciencia creada por Lombroso, Ferri (1869-1929) y Garófalo (1851-1934), se vieron reflejados en los estudios de Francisco Martínez Baca y Manuel Vergara, que conjuntamente realizaron sus investigaciones en la antigua penitenciaría de la ciudad de Puebla.

La historia de la Criminología de México no pudiera contarse sin la mención del Criminólogo y Criminalista Carlos Roumagnac García (1869-1937), considerado “Uno de los primeros analistas que existió en México, a principios del siglo XX, sobre el fenómeno criminal” (Barrón, 2003:169).

Su obra, producto de la interpretación de los descubrimientos de los grandes Criminólogos de la historia, y adherencia a la escuela Italiana fue prolífica, y un parteaguas en la producción de material criminológico de esa época; entre sus publicaciones podemos mencionar: en 1901 Compendio de Instrucción Judicial para Uso de los Funcionarios de la Policía Judicial, basándose en los estudios de Hans Gross; en 1904 Los Criminales en México: Ensayo de Psicología Criminal, basado principalmente en las observaciones que realizó entre 1903 y 1904 en las prisiones del Distrito Federal de México, en este escrito Roumagnac sintetiza las ideas de Ferri, Lacassagne (1834-1924), Kovalevsky (1850-1923), Garófalo y Lombroso; en 1906 Crímenes Sexuales y Pasionales: Estudio de Psicología Morbosa, en el cual hace estudios de delitos sexuales; en 1907 La Estadística Criminal en México; en 1909 La Prostitución Reglamentada, Sus Inconvenientes, Su Inutilidad y Sus Peligros; en 1910 Matadores de Mujeres y en 1923 Elementos de Policía Científica (Barrón, 2003:183).

Otro de los representantes de la Criminología en nuestro país es José Gómez Robleda, Médico Psiquiatra quien fue uno de los primeros profesionales mexicanos que aplicó las primeras historias clínicas criminológicas a partir del año 1929, cuando estaba a cargo de la Sección Médica y del Laboratorio del Consejo Supremo de Defensa y Prevención Social. En esos años hacía el estudio médico-psicológico y social de los prisioneros, es decir, hacía Criminología Clínica (Garmabella, 2007). Fue profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y en la Escuela Normal Superior de México (ENSM) de Maestros. Entre muchos de sus logros y aportaciones para la ciencia en México fue su participación en la fundación de la Academia Mexicana de Ciencias Penales, así como la implementación de la aplicación de la Criminalística en la Procuraduría General de Justicia en el Distrito Federal en 1938 y la formación de grandes personalidades de la Medicina, Psiquiatría y Criminología.

Entre sus obras publicadas podemos mencionar: en 1933 Un ladrón; en 1947 Biotipología en coautoría con Ada d’ Aloja; en 1948 Imagen del Mexicano; en 1950 Estudio de los Restos Óseos de Cuauhtémoc; en coautoría con Alfonso Quiroz Cuarón y Liborio Martínez; en 1951 Pruebas y Dictámenes sobre la Autenticidad de los Restos de Cuauhtémoc en coautoría con Eulalia Guzmán; en 1972 Psicología del Mexicano: Motivos de Perturbación de la Conducta Psicosocial del Mexicano de la Clase Media.

Sin duda el Criminólogo más popular y representativo de la Criminología en México es Alfonso Quiroz Cuarón (1910-1978), oficialmente el primer Criminólogo del país, egresado como tal en 1939 después de haber realizado su examen profesional el 13 de noviembre del mismo año en la Facultad de Derecho de la UNAM (Garmabella, 2007:47). Entre los logros más memorables se encuentran los realizados junto con Gómez Robleda, quien fue su mentor y maestro, en 1940 realizó los estudios criminológicos de Ramón Mercader, homicida del famoso revolucionario ruso León Trotsky, y en 1942 de Gregorio Cárdenas Hernández, “El Estrangulador de Tacuba”, quien mató a cuatro mujeres y posterior a eso las enterró en el jardín de su casa. En 1948 participó en la investigación y pesquisa de uno de los mejores falsificadores del mundo que había logrado escapar de la policía por muchos años: Alfredo Héctor Donadieu alias “Enrico Sampietro”. Asimismo en 1952 junto con Alfonso Millán y José Sol estudió la personalidad de Higinio Sobera de la Flor alias “El Pelón Sobera”, enfermo mental que cometió homicidio en diferentes ocasiones. Como se mencionó anteriormente en 1950 participó en el establecimiento de la autenticidad de los restos del último emperador Azteca Cuauhtémoc; en 1965 es comisionado por la Organización de la Naciones Unidas (ONU) en la República Dominicana para realizar estudios acerca del comportamiento de los soldados estadounidenses que habían invadido el país (Garmabella, 2007). En los últimos años de su vida se dedicó al estudio de las cárceles, y encabezó, desde el punto de vista técnico, la gran reforma penitenciaria.

En cuanto a sus publicaciones criminológicas más famosas: en 1939 su tesis titulada El Examen Somático y Funcional del Delincuente: Su Técnica; en 1940 Tendencia y Ritmo de la Criminalidad en México (Garmabella, 2007); en 1949 El Tipo Sumario en coautoría con Gómez Robleda (Rodríguez, 2013:295); en 1950 Estudio de la Personalidad del Asesino de León Trotsky: Dictamen, Identidad del Asesino de León Trotsky; en 1952 Un Estrangulador de Mujeres; en 1958 La Criminalidad en la República Mexicana; en 1959 la traducción del francés al castellano del Compendio de Criminología de V.V. Stanciu y Laignel Lavastine; en 1962 La Pena de Muerte en México; en 1964 Asaltos a Bancos en Venezuela y América; en 1965 Psicoanálisis del Magnicidio en coautoría con Samuel Maynes Puente; en 1970 publica El Costo Social del Delito en coautoría con Raúl Quiroz Cuarón (Garmabella, 2007) y en ese mismo año Teoría Económica de los Disturbios; finalmente en 1976 Medicina Forense tratado voluminoso y exhaustivo que desarrolla los problemas clásicos de la Medicina Forense.

Otro de los Criminólogos que más ha contribuido a la Criminología Mexicana es sin duda Luís Rodríguez Manzanera quien tiene a su favor la publicación de dos obras que han sido las más influyentes en el país, siendo la lectura de cabecera de la mayoría de las escuelas que imparten esta ciencia: Criminología de 1979 y Criminología Clínica de 2005. A la fecha, es miembro de la Sociedad Mundial de Victimología, delegado nacional y miembro del Comité Científico de la Sociedad Internacional de Criminología, así como secretario general adjunto de la Sociedad Internacional de Defensa Social (INACIPE, s.f.).

Entre sus obras más destacadas: en 1987 Criminalidad de Menores; en 1988 Victimología; en 1989 Clásicos de la Criminología; en 1998 Penología y La Crisis Penitenciaria y los Substitutivos de la Prisión y en 2006 ¿Cómo Elige un Delincuente a sus Víctimas?

Refererencias

-Barrón Cruz, Martín Gabriel. (2003). Carlos Roumagnac: Primeros Estudios Criminológicos en México. Revista CENIPEC. 22: 165-196.

-Garmabella, José Ramón. (2007). El Criminólogo. México: Debolsillo.

-Instituto Nacional de Ciencias Penales. (s.f.) Luis Rodríguez Manzanera. Currículum. [En línea]. Disponible en: http://www.inacipe.gob.mx/investigacion/investigadores/emeritos/luis_rodriguez_manzanera.php. Fecha de Consulta: 28 de enero de 2013.

 


Artículos relacionados:


SOBRE EL AUTOR

Omar Alejandro De León Palomo

Licenciado en Criminología, Maestría en Criminología y Ciencias Forenses (Becario CONACYT). Universidad Autónoma de Tamaulipas.

 


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor

3 Comments en Los Precursores más Representativos de la Criminología de México

  1. Mario Martínez Morales // 27 julio, 2015 en 9:09 pm // Responder

    Agradecimiento por hacer posible el envío de información tan valiosa.

    En lo particular, tengo el propósito de estudiar Criminología, en virtud de que recientemente culminé la Licenciatura en Derecho y en razón de ello, he ido recopilando información. Enhorabuena por la labor que realizan al difundir y transmitir los artículos en mención. Saludos.

  2. ALEJANDRO CASAS HERNANDEZ // 6 marzo, 2016 en 11:24 pm // Responder

    Su servidor es abogado y Tecnico Criminalista y me gusta el area de criminologia

  3. Lombroso muere el 18 de octubre de 1909, a los 75 a os de edad, y dejando un gran legado a la historia no s lo de la criminolog a, sino de la medicina y de la ciencia en general, es sin duda un gran precursor e iniciador de la criminolog a.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*