Narcocultura: La Nueva Atracción de los Niños en México

Por Rubén Guerrero Abundis

En un estudio que realice en una escuela primaria del Estado de Tamaulipas sobre los aspectos de identificación de los niños con la estructura social del narcotráfico se obtuvieron los siguientes resultados generales: el 98% de los niños se identificaron y solamente el 2% no se identificaron (Guerrero, 2013: 23).

La Teoría de la Asociación Diferencial de la Criminología nos dejó en claro que el comportamiento criminal es aprendido por medio de la comunicación e interacción con las personas que nos rodean y que también se aprende por medio de las técnicas delincuenciales que observamos. Sutherland menciona que un joven se volvería delincuente más fácil cuando las actitudes positivas frente al comportamiento antisocial son más fuertes que los juicios negativos hacia el mismo (Muñoz y Navas, 2004: 41).

La narcocultura, aunque provenga de múltiples daños a la sociedad, puesto que el narcotráfico engloba un sinfín de conductas antisociales, la sociedad ha ido aceptándola.

Vivimos en una actualidad donde el poder y el dinero están siendo las fuertes atracciones de jóvenes, adolescentes y niños, la fascinación por aprender lo que los narcotraficantes usan, portan, realizan se ha vuelto un fomento cultural.

“El individuo se asocia a una u otra cultura por un proceso de aprendizaje, conforme el cual se asimilan los valores culturales, de tal manera que la conducta criminal se asimila o aprende como cualquier otra forma de comportamiento” (Orellana, 2004: 176). “El aprendizaje y asimilación diferencial de normas culturales se efectúa por la palabra, los gestos, las actitudes, y en menor escala por los medios masivos de comunicación’’ (Orellana, 2004: 176), que se traducen en conductas antisociales consecuencia de lo aprendido.

De acuerdo a los resultados y conclusiones del estudio los niños están aprendiendo de la estructura social del narcotráfico; donde la sociedad que los rodea tiene más juicios positivos hacia ella que juicios negativos, esto quiere decir que si el niño sigue con esos ejemplos, en un tiempo futuro el niño tiene muchas probabilidades de tomar el camino hacia las conductas antisociales, ya no con las posibilidades que había antiguamente en la sociedad, sino como algo mas impactante que existe en nuestro presente, debido a la narración criminológica de los siguientes aspectos con los que mas se identificaron los niños en el estudio:

1. Las Armas de Fuego. Son vistas no como en el pasado donde ver, tener y usar un arma era casi un tabú, ahora no, en estos tiempos de violencia cualquiera puede tener un arma y mostrársela a un niño personalmente, en televisión, en los videojuegos para adultos o en la música donde cantan para el narcotráfico. Y no solamente queda ahí, sino que, parte de la sociedad hace apología con ello al narcotráfico, de ahí el niño lo ve y lo aprende.

2. Los Carros Ostentosos. Con forme pasó el tiempo la estética de los automóviles fue cambiando debido a la personalidad del ser humano. Los carros ostentosos antes eran un lujo que solamente algunos podían tener, ahora no, la facilidad con la que el criminal del narcotráfico puede obtener uno es bastante fácil y los niños lo ven aún más fácil, sintiéndose motivados para un futuro, con carros de estética del narcotráfico como lo son las llantas con rines llamativos, la pintura impecable, los vidrios ahumados, el blindaje, etcétera, preferidos por los niños porque son usados por los narcotraficantes.

3. Las Drogas Ilegales. La mayoría de los niños de la frontera, por el morbo han podido alcanzar a ver las drogas en las manos de sus padres, familiares, amigos, etcétera. Y cabe destacar que el niño aprende no solamente lo que ve, sino que descifra el ¿por qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde? y ¿para qué? de las cosas, puesto que son pensantes como las personas adultas y su percepción e identificación los lleva a crear motivación para poseer, consumir o vender drogas ilegales.

4. Los Videojuegos Violentos. Actualmente los videojuegos violentos son únicamente para adultos, pero la mayor parte de la sociedad y la falta de prohibición obligatoria del Gobierno, ha llevado a compartir la violencia a los niños mediante juegos rodeados de conocimientos de técnicas del narcotráfico y de cualquier conducta antisocial. Es por ello que en su debido momento el niño aprende y reafirma lo que ve en sociedad y lo que ve en los videojuegos, siendo estos factores criminógenos un encaminamiento que influiría para motivar su identificación.

5. Narcocorridos y el narcorap. En la sociedad contemporánea la divulgación del crimen, sus técnicas, sus usos, practicas, etcétera, esta al oído de todos. La música lleva al niño a interpretar que los héroes son los criminales y no los policías ni el gobierno, de ahí desciende la máxima apología del crimen en el País. Los niños al escuchar todo esto están siendo atraídos indirectamente por los criminales, o los capos grandes, y cierto error proviene de la indecorosa sociedad, ya que muchas veces los padres, familiares y amigos del niño tienen ese gusto y se lo transmiten.

6. La Ropa de Marca. El narcotraficante posee una personalidad donde quiere llamar la atención de la sociedad, y mas aun, disfruta cuando alguien lo imita, sintiéndose ufano. Lo que antes era difícil de obtener para muchos ahora es para pocos, la ropa usada por el narcotraficante es ya como una de las necesidades de quien se identifica con él. Lo que antes era necesidad, como el comer bien, quedo atrás para ellos y lamentablemente se está transmitiendo a los niños, que ni siquiera aun llegan a la edad adulta donde sustentan sus gastos. Muchos niños salen abandonan sus estudios y sus hogares para luchar solos, consiguiendo dinero llamado “dinero fácil”, solo para poderse comprar ropa y así poderse ver como el narcotraficante a quien admira y se identifica con él.

narcocultura2

Por último y como conclusión de acuerdo a mi estudio, hago notar que los niños, adolescentes y jóvenes merecen ser rescatados de esta maldad, que cabe destacar la importancia de una urgente prevención de este tipo de identificación sobre todo en la niñez, ya que es el origen, el tronco, el semiento de una conducta antisocial futura. No estamos en los tiempos de agarrarnos a balazos, esos tiempos fueron porque no había ciencia, ahora la hay y se llama Criminología, son tiempos de usar las mentes brillantes o las personas de verdadera vocación para una nueva innovación, una modernización, creando inteligentes estrategias orientadas más a prevención que a represión.

REFERENCIAS

  • Guerrero Abundis, Rubén. (2013). Aspectos de la narcocultura que motivan a los niños a sentirse identificados con comportamientos del narcotráfico. Reynosa, Tamaulipas, México: Tesis de licenciatura presentada en la Universidad Autónoma de Tamaulipas. pp. 23.
  • Muñoz, J., Navas, E. (2004). Conducta antisocial en adolescentes: teorías explicativas psicosociales. Madrid, España: Psiquis. pp 41.
  • Orellana, O. (2004). Manual de Criminología. México: Porrúa. pp 146.

 


SOBRE EL AUTOR

Licenciado en Criminología, Estudiante de la Maestría en Criminología y Ciencias Forenses (Becario CONACYT) en la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

 

 


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor


Recomendamos:

 

 

3 Comments en Narcocultura: La Nueva Atracción de los Niños en México

  1. Muy buen aporte del colega, el aporte de E.Sutherland muy iluminador. Gracias¡¡¡

  2. Juan Martinez Lizeaga // 6 marzo, 2015 en 9:18 am // Responder

    La sociedad se esta cayendo, los niños son nuestro futuro y miren como se destruyen, no tendremos futuro gente si no se actua!

  3. Demasiado interesante, a pesar de que son factores exogenos y casi puramente sociales,

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*