Porqué la “Criminología Feminista” No Existe

Por OmarAlejandro De León Palomo

Los esfuerzos por contribuir a la Criminología y darle identidad son muy notorios en la actualidad, y eso me parece muy necesario para el bien de la ciencia. Y en ese menester de innovar o enriquecerla, algunos profesionistas introducen en el ámbito de la especialización en Criminología algunas propuestas que dan por hechas, sin admitir el matiz de la puesta a evaluación. Y ese es el caso de la ya difundida idea de una “Criminología Feminista”.

Existe un problema semántico y práctico en utilizar este término, puesto que el mismo nombre orilla a interpretaciones basadas en el significado. Por eso, quiero acentuar que esa Criminología no existe, pero espera, con esto no quiero decir que la Criminología no tiene especialidades, yo mismo he escrito sobre ésta característica de la ciencia desde un enfoque laboral. Lo que quiero mencionar es que no es posible una especialidad basada en una ideología, movimiento, adscripción política o religiosa.


Una propuesta moderna para la Especialización del Criminólogo

No es mi intención hacer una crítica sobre el feminismo, el cual respeto cuando este busca la equidad y justicia en la mujer y el hombre, si no, en abordar el uso incorrecto que se está haciendo al llamar a una supuesta especialización como “feminista”.

Bajo este esquema, si aceptáramos ésta especialización de la Criminología podrían surgir otros nombres como “Criminología Racista” o “Criminología Machista” incluso, y esto, evidentemente es absurdo.

Los profesionistas que actualmente promueven ésta supuesta especialización lo hacen en dos sentidos:

En primer sentido, las persona que a su dicho practican la “Criminología Feminista”  realizan activismo social de la ideología del feminismo, constantemente enfocando indiscriminadamente al hombre como agresor y haciendo uso constante de la palabra machismo, la mayoría de las veces usado como factor causal en la conducta de los hombres hacia las mujeres, así mismo, expresándose en temas sociales, políticos y polémicos como el derecho al aborto, sobre los cánones de la belleza o la desigualdad laboral, por citar algunos ejemplos. En este sentido no cabe una especialización Criminológica por el hecho de la subjetividad que constantemente se imprime en estos temas.

En otro sentido, disertan sobre la violencia que sufren las mujeres, la que ejercen y las causas de su antisocialidad y de su victimización.

En este sentido, viniendo desde la objetividad y enfocándose en un problema social evidente no me parece fuera del campo de la Criminología. Pero el nombre de “Feminista” sólo porque se habla de la mujer, me parece carente de fundamento para crear y nombrar así una especialización.

Quizás podría existir una especialización teórica que se llamara “Criminología de las Conductas Antisociales en Contra de la Mujer por razones de Género”. Así de largo el nombre, por poner un ejemplo a perfección, pero todo sin una tendencia ideológica, política o de movimiento social. Ésta especialización se enfocaría a estudiar la violencia contra la mujer por el hecho de serlo.

Pero si lo que se quiere es estudiar a la mujer desde la Criminología, tanto como víctima o victimaria se estaría hablando de una especialización teórica con un nombre que sea conveniente a ello, pero no “Feminista”. Tal como sucede con la “Criminología Esotérica”, que tiene una línea teórica de investigación evidente, pero el título de “Esotérica” hace que se pierda la seriedad y el verdadero sentido.

Una especialización de una ciencia no puede ser eso. La ciencia se basa en hechos y en la solución de problemas sociales desde el uso de conocimientos científicos.

El fundamento para hablar de ella no puede ser que en otros países se ha nombrado o se han creado instituciones o asociaciones, porque eso no quiere decir que el nombre sea el correcto, esto no da autoridad ni credibilidad por el simple hecho de que se haya hecho en otra parte del mundo. Tampoco que ya se hayan escrito obras o se hayan dado cursos o conferencias con ese nombre. Ni se debe asociar a la Criminología con el feminismo, ni con el machismo ni con otra ideología, pensamiento o movimiento social que no sea el de la prevención de la antisocialidad desde el enfoque biopsicosocial.

Otro argumento sobre la necesidad de crear una “Criminología Feminista” es que las explicaciones de la antisocialidad han sido realizadas e impuestas por los hombres, y que se ha intentado dar explicaciones de la violencia que ejercen o reciben las mujeres con estereotipos machistas y esto hace necesario que grupos de mujeres creen ésta Criminología. Evidentemente, este pensamiento trata de encontrar tendencia en el machismo o el patriarcado, y pareciera que el requisito también para adherirse al estudio de esta supuesta especialización sean personas que militan en este movimiento o ideología. Sin embargo, cabe mencionar que la Criminología no son opiniones y ya lo he dicho antes, pero todo aquello que no se sustente con ciencia en esta rama no es Criminología, así de simple.

Es evidente que se puede ser feminista y estudiar Criminología, y con ello realizar estudios en cuanto a la violencia contra la mujer y hacer investigación científica para proponer programas de prevención. Y cabe aclarar que existen Criminólogas que son feministas, que siguen éste movimiento, pero eso no es razón de ser para que se forme la “Criminología Feminista”.

Otros enfoques que le dan a esta supuesta especialización de la Criminología es que intenta explicar el comportamiento delictivo en lo que respecta a las mujeres. Es evidente que esa descripción se aleja de lo que es el feminismo.

Otros argumentos sustentan la posibilidad de esta especialización con base en que es necesaria una Criminología que estudie la violencia con perspectiva de género. Argumento por demás fuera de lugar, por que como sigo mencionando, la Criminología no es una idea, una actividad o ideología. Puesto que este tipo de estudios se realizan constantemente desde diversas ciencias incluyendo a la Criminología.

Algo que hay que también agregar es que constantemente se confunde el término “violencia con perspectiva de género”, haciendo alusión a que se refiere a la mujer solamente, cuando este término puede abarcar aquellas situaciones en que la violencia se dirige a individuos o grupos sobre la base de su género, sea cual fuere este.

Lo que es necesario comprender es que se debe usar el término adecuado para describir o nombrar las especializaciones teóricas de la Criminología, y se deben estudiar sólo aspectos científicos basados en evidencia. De ahí en fuera, es independiente si se crean grupos de hombres o mujeres que quieran estudiar sólo el fenómeno antisocial que genera o padece su sexo o género para fortalecer el acervo de conocimiento científico existente con la finalidad de exposición, explicación y consecuente prevención.


Gracias por leerme; te invito a que comentes que te ha parecido este artículo, y asimismo, que te unas al grupo de WhatsApp que he creado, nombrado CRIMINOLÓGICAMENTE para hacerte llegar personalmente información sobre éstas dos profesiones. (Es un grupo sólo para avisarte de mis publicaciones y material de Criminología y Ciencias Forenses, no te preocupes por excesos de conversaciones o notificaciones).

Clic en la imagen para ir al grupo


Artículos que te invito a leer también: La Especialización Forzada de la CriminologíaCriminología Paranormal.


Criminólogo Omar Alejandro De León Palomo

Omar Alejandro De León Palomo

El Autor es Escritor y Conferencista, Licenciado en Criminología con Maestría en Criminología y Ciencias Forenses (Posgrado Nacional de Calidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología). Autor del Libro “Definición Moderna de la Criminología de México” y Director de Criminociencia (www.criminociencia.com).

Contacto:
E-mail: proteger.o.servir@hotmail.com
Facebook: Omar Alejandro De León Palomo
Página Web: omardeleon.criminociencia.com


 


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor.

Si te ha gustado el Artículo da clic aquí:



Sigue Criminociencia en Facebook:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*