¿Qué Policía de Investigación Queremos los Buenos?

Por Rubén Guerrero Abundis

Me di a la tarea de realizar este articulo pensando en no solo en la ciudad donde vivo, sino en todo mi Estado, el estado de Tamaulipas, pues a falta de proximidad de la policía de Investigación con la sociedad y de verdadera especialización, las conductas antisociales aumentan y los sujetos que las cometen lo saben, saben que no se investiga bien, que no hay resultados, motivándolos a seguir con sus conductas con el simple pensar que no se hará lo suficiente para dar con ellos.

En la realidad actual son pocas las líneas de investigación que la policía saca adelante, las líneas de investigación son escasas, debido a muchos factores, algunos son:

A) La acumulación de trabajo. Puesto que apenas medio se realizan algunos actos de investigación de alguna Carpeta de Investigación cuando ya tienen otras más en seguida.

B) La falta de conocimientos. En la mayoría de las ocasiones el policía no cumple con el perfil adecuado para laborar como tal, ya que muchos tienen carreras como ingenierías o licenciaturas no afines a la investigación criminal, sin tener ni por lo menos un diplomado o una especialidad.

C) Existen rotaciones de personal sin alguna estrategia eficaz. Con esto el policía queda a la deriva abandonando el conocimiento adquirido en alguna área, como por ejemplo: un policía que apenas lleva 6 meses en homicidios resulta que lo cambian a robos, la pregunta es ¿Cuándo habrá policías especialistas o expertos en un área en específico si no hay tiempo para desarrollarse?

D) Hay cambios bruscos de región. Son cambiados de ciudad sin importar que el policía debería conocer al 100% una Ciudad en lo que respecta a su cultura, costumbres y sobre todo su geografía. Si un policía es cambiado constantemente de región es contradictorio que conozca por dónde moverse o por dónde empezar mejor una línea de investigación (direcciones, personas, contactos, en pocas palabras la sociología de la ciudad).

E) No hay trabajo en equipo eficiente. Actualmente se dan órdenes sin pensar en las investigaciones, se realizan acciones sobre acciones, no hay un orden, las denuncias o carpetas de investigación se dejan en espera cada vez que se requiere la presencia en alguna actividad sin sentido o simplemente faramallosa.

F) Únicamente se cumple con la documentación. Para avanzar o tener contentos a los jefes socialmente y políticamente el policía trabaja como robot haciendo caso a todas las ordenes sin muchas veces pensarlo dos veces, puesto que la única razón por la que se esta es para llenar carpetas de investigación que pronto serán archivadas y vistas simplemente como un número más en la estadística, sin resolver o sin volverla a tocar hasta un lejano tiempo, la situación se torna más crítica cuando hay costumbre policial de solamente realizar llenado de formatos protocolariamente y acepando que ya con eso se dio por terminada la investigación.

G) La nula importancia de la triada de investigación. O también llamado triángulo de investigación (trabajo en equipo), es simplemente en gran porcentaje un fracaso, puesto que diversos peritajes que han sido realizados con las mejores técnicas o los mejores empeños son entregados y recibidos y sin ser estudiados, lamentablemente utilizados para engordar la llamada carpeta, dejando el trabajo en equipo y por ende la ciencia en particular.

Por ello mismo me pregunté ¿Qué policía queremos los buenos? A mi percepción, esto necesitamos:

  • Una policía que al ocurrir una conducta antisocial sea eficiente su auxilio.
  • Una policía que este bien capacitada para actuar con inmediatez y eficacia.
  • Una policía que logre dar con verdaderos culpables a través de líneas de investigación técnicas científicas.
  • Una policía confiable, que cuando las personas estemos cerca de un elemento podamos percibir psicológicamente seguridad.
  • Una policía con buenos perfiles académicos, con buen currículum, y sobre todo con excelente ética profesional.
  • Una policía bien equipada, con las herramientas necesarias para la investigación.
  • Una policía motivada, que tenga buenas prestaciones, premiaciones y buena estabilidad.
  • Una policía que conozca el pueblo, que conozca el barrio, que maneje bien la cultura de una ciudad.

A pesar de la corrupción e impunidad que se ha presentado sin algún término en el país, aún podemos rescatar las funciones de las corporaciones policíacas en general y su estrategia de actuación; solo basta que el gobierno logre entender las verdaderas necesidades de la ciudadanía y de la policía para hacer que su función tenga el efecto esperado por la sociedad que es la de proporcionar seguridad.


ruben-guerrero-abundis-capacitando-1

Rubén Guerrero Abundis

Licenciado en Criminología.
Mestría en Criminología y Ciencias Forenses.
Perito profesional en Criminalística de Campo.

 


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*