Noticias Criminociencia

Sedente

El cuerpo se mantiene sentado con el tórax en forma vertical o inclinado hacia adelante o en su caso flexionado a la derecha o a la izquierda, sosteniéndose la cabeza igualmente inclinada hacia adelante o hacia atrás, así como a la derecha o a la izquierda. Esta posición se puede encontrar sobre el piso, en una silla, banca, cama, etc., y los miembros superiores e inferiores pueden estar  orientados a determinado punto, ya sean extendidos o flexionados.

Referencia

Montiel Sosa, Juventino. (2012). Criminalística 1. Segunda Edición. México: Editorial Limusa.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*