La Discriminación Laboral y el Estrés de la Mujer Policía

Redacción

Las mujeres en la policía generalmente sufren de discriminación creando estrés en su ambiente laboral, la mayoría nos preguntamos ¿a qué se debe esto? y racionalmente nos contestamos a nosotros mismos que es debido al machismo únicamente. Sin embargo, un estudio de revisión arrojó resultados impresionantes sobre la discriminación que se vive dentro de la policía. El objetivo era comprender los problemas de las mujeres y el género como determinantes de estrés en la profesión policial.

Siendo que al realizar una revisión teórica primeramente se obtuvieron diversos puntos importantes:

  1. Los hombres se oponen a la entrada de las mujeres en la fuerza policial debido a la ansiedad de creer en un derecho declarado de que siempre ellos deben administrar la ley y poner orden, puesto que, es su fuerte.
  2. Los hombres nacen con la idea de que las mujeres son inferiores a los hombres (machismo).
  3. La entrada de la mujer a estos trabajos tiene un efecto en su felinidad haciéndola más agresiva, autoritaria y menos emocional.
  4. Afecta en la masculinidad de los hombres, ya que se sienten disminuidos en sus estatus por ser ordenados por mujeres como superiores.

Además de estos puntos se obtuvo lo siguiente sobre ser mujer policía en el mundo:

  1. Discriminación en asignaciones: se les dan puestos poco importantes, sufren de no tener suficientes capacitaciones.
  2. Acoso sexual: es difícil de efectuar una queja de este tipo, puesto que, la mayoría está rodeada de hombres que toman el acoso como una diversión, además generalmente el acoso viene de subordinaciones, es decir, de mandos que son difíciles de contradecir, por perdida del trabajo.
  3. Retención: las mujeres son más propensas a renunciar o quedar mal en el trabajo por razones de gestión de hogar y familia o por crianza de hijos.
  4. Problemas relacionados con la maternidad: las mujeres en situación de embarazo regularmente terminan con la incapacidad y necesitan más días o permisos (complicaciones personales, complicaciones del bebe o lactancia), solicitando permisos a sus jerárquicos hombres, poniéndose algo tenso, que a menudo hay sobrecarga de estrés y la idea de renunciar.
  5. Conflicto con su personalidad: las mujeres policía actúan a menudo como hombres con la finalidad de sentir ser policías, ese conflicto entre actuar en casa como mujer y en el trabajo como hombre es un problema que es obligado, puesto que, básicamente es ponerse al “tú por tú” con los hombres y verse más dura, enmascarando sus emociones y al mismo tiempo fabricando a alguien diferente.

REFERENCIA:

Rajan R Patil, M Bagavandas. (2020). Gender Discrimination as Determinants of Stress in Police Profession. Journal Forensic Science and Criminal Investigation. 13(3): 555863. https://juniperpublishers.com/jfsci/pdf/JFSCI.MS.ID.555863.pdf.

Si te ha gustado el Artículo da clic aquí:



Sigue Criminociencia en Facebook:


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*