¿Cómo saben si una persona disparó un arma de fuego?

Redacción Criminociencia

Cuando sucede un hecho donde se ha utilizado un arma de fuego, y con la finalidad de reconstruir el hecho y de conocer la verdad de los sucedido, existen pruebas para determinar si una persona disparó un arma de fuego.

Cuando una persona acciona el mecanismo de un arma de fuego, un proyectil, que es parte del cartucho, sale expulsado por una cantidad necesaria de gases que le dan una propulsión, pero estos gases a parte de que son expulsados por el cañón del arma, también se expulsan hacía atrás, conteniendo partículas pequeñas de elementos químicos y físicos que se impregnan en la mano y otras partes del cuerpo del tirador.

Estos metales, el plomo, bario y antimonio, y los nitritos y nitratos de la pólvora, son los elementos que los peritos químicos buscarán para determinar que la persona accionó un arma de fuego. Los químicos obtienen muestras de las manos y brazos y las someten a análisis.

Las pruebas más comunes son la de Rodizonato de Sodio, la de Harrison Gilroy y la Espectrofotometría de Absorción Atómica.

Cabe mencionar que debe existir ciertas características para que el resultado sea efectivo y confiable, como que la persona haya disparado sin guantes y que no haya pasado mucho tiempo para que pudiera haberse lavado las manos.

Si deseas más información sobre el tema puedes consultar el siguiente artículo: https://criminociencia.com/la-huella-que-delata-al-disparar-un-arma-de-fuego/


Derechos Reservados © EDITORIAL CRIMINOCIENCIA.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor.

Si te ha gustado el Artículo da clic aquí:



Sigue Criminociencia en Facebook:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*